K.O.L. Líder de Opinión: un relato ágil y despiadado para explorar la cara oculta de la medicina contemporánea. Encárgala en cualquier librería con título, autor (Federico Relimpio), editorial (Anantes) e ISBN: 978-84-939770-8-5

viernes, 8 de abril de 2011

Pruebas Circunstanciales.

Decir a a estas alturas de película el PSOE de Andalucía huele a podrido que apesta no es sino subrayar una obviedad tal que invita a dejar de leer y pasar a otro tema. A falta de un examen profundo y detallado de hechos, fechas y personas, de lo que sin duda se encargará la celosa jueza Alaya - pero cuando el torbellino electoral sean aguas pasasas -, sólo podemos venir a destacar lo que en las películas americanas de juicios se han venido a llamar pruebas circunstanciales.

1. Larguísima permanencia en el poder, disfrutando de una capacidad casi incontrolable de manejar todo en Andalucía, desde el Canal Sur al BOJA, desde los Hospitales a cadenas de radio. Hombre, no es una circunstancia que obligue a ser corrupto. Digamos que lo favorece. Y que, además, favorece un estado de cosas tal que haya mucha gente beneficiada - un régimen clientelar -, dispuesta a perpetuar el sistema, y otras predispuestas a tapar la pesturria, sea por miedo a perder bienestar o chiringuito, o a no poder progresar. Tras la caída de Felipe en el 96 y la llegada al poder del PP, el PSOE debe renovarse y jubilar viejas caras poco fiables. Esas caras, por lo común adscritas a lo que ahora llamamos el felipismo, no perdonarían jamás la petulancia y altanería con la que los niños de Zapatero se manejaron a partir del 2004. El obligado giro de mayo de 2010 y la crisis de gobierno que siguió fue un intento de equilibrar ambos bandos, más que nada por lo feo de los sondeos y la proximidad de las elecciones.

Pero en el cortijo del sur, no. Aquí el 96 no cambió nada. Aquí siguieron los mismos: felipismo a ultranza - Dios venido a la tierra -, en forma de su designado, Manolo Chaves. Aquí, la corrupción se cebó con el caso Juan Guerra y causó la defenestración del entonces todopoderoso Alfonso Guerra, demasiado incómodo para el entonces líder absoluto. Aquí no había nadie interesado ni capacitado en meter el dedo o la lupa en las actuaciones de las administraciones públicas.

2. Publicación de patrimonios personales de los políticos. ¿Recuerdan? Fue el comentario durante algunas semanas. El sorprendentemente bajo patrimonio de Manuel Chaves. El cinismo tomó carta de naturaleza al afirmar el presidente que todavía era de la Junta de Andalucía que era así, en efecto. Nada podía probarse al respecto, pero olía a lo que olía.

3. La empresa en la que trabaja la hija de Manuel Chaves recibe una ayuda de la Junta. Mejor dar la noticia directamente. Lo que se publicó en su día
"Paula Chaves Iborra, la hija del vicepresidente tercero del Gobierno y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, intervino directamenteen la tramitación administrativa del expediente del incentivo de más de 10 millones de euros a la empresa en la que ella figura como apoderada.

Esa multimillonaria ayuda fue ratificada por la Junta de Andalucía en un Consejo de Gobierno en el que participó Manuel Chaves, pese a que la Ley de Incompatibilidades de Altos Cargos le obligaba a inhibirse. Rajoy le exige explicaciones."
4. Estallido del ERE-gate. No les aburro. Lo saben ya todo. Destacar el ping-pong que hasta ahora se ha traído Griñán con la jueza entre legalidad y la propia credibilidad. Que sí, que sí, que no, que no, que te doy papeles, que ésos no, que quiero los otros, los más importantes, que ésos no te los doy, que te meto un paquete, por muy Griñán que seas. Algo he escrito sobre ello (http://tontosantajusta.blogspot.com/2011/03/grinan-del-domino-al-enroque.html).

5. Cuando Griñán se aviene a dar los papeles que pide la jueza, estalla el Iván-gate, segundo capítulo de lo que ya definitivamente no es sino el Chaves-gate y que entronca con los puntos uno y dos. Un larguísimo régimen clientelar había permitido trazar una extensa trama de relaciones confidencialísimas en que se mezclaban lo institucional, lo partidario y lo familiar. Una verdadera tangentopoli a la Andaluza.

6. A todo esto, en plena batalla de los EREs estalla la sangrienta guerra civil en la Junta entre chavistas y renovadores. En el peor momento. Tampoco les voy a aburrir, porque todo ello está en la prensa de todos los días. Sólo que ello ha alimentado una única conclusión por los editorialistas: "el PSOE se ha empeñado en garantizar la victoria electoral al PP en Andalucía". La reacción federal hoy es contundente: "¡Parad la guerra! ¡Hay elecciones, estúpidos! ¡Ahora que hemos conseguido que ZP se largue!"

7 y fin. Queda aún por demostrar, pero permitan que siga en mis trece. Lo que dije en una de mis entradas: que nada de esto hubiera salido a la luz si no fuera un sangriento ajuste de cuentas de familia (http://tontosantajusta.blogspot.com/2011/03/garganta-profunda-en-sevilla-o-uno-de.html). Que aquí hubo gente muy a disgusto con el rumbo del nuevo líder del PSOE de Andalucía que no estaba dispuesta a quedar marginada en el festín, y tiró de la manta.

Algún día nos enteraremos. Qué me gustaría tener acceso a información confidencial, vertida en una comida con dos gotillas de un buen vino y plasmarla en la novela que todos se merecen. Pero les tengo que dejar con lo que sé y conozco, los terribles avatares de la medicina pública, atrapada entre las mentirosas linsojas de la industria farmacéutica y las intimidaciones del comisariado político elegido ad hoc. Les garantizo un ratito entretenido. El e-Book es gratuito:
http://www.bubok.es/libro/detalles/197444/KOL-Lider-de-Opinion

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada